Nuestros inicios

Algunas de nuestras primeras historias.

Nuestro primer retiro en Casa Cuadrau.

 

El 22 de agosto de 2008, ¡hace 10 años ya!, que comenzó el primer retiro en la historia de Casa Cuadrau. 

Vinieron amigos a echar una mano. Entre ellos estaban Anna Carboneras, Chin Chin, Xavier Bobés y Elian Peña.

El día comenzaba con una sesión de meditación y yoga en una campa, con el amanecer. Después del desayuno, que hacíamos entre todos, nos dedicábamos a quitar malas hierbas y mover piedras. Muchas piedras. Aquello era una exploración arqueológica. Bajo las piedras, nos íbamos encontrando herramientas de labranza, utensilios de cocina, alpargatas, herraduras, y muchos otros tesoros que nos hablaban del pasado de Casa Cuadrau. 

Nunca olvidaré aquella primera travesía de 3 días, en la que para todos los participantes era la primera vez que se adentraban en la inmensidad de la montañas. Creo que aquellas agotadoras e interminables caminatas permanecerán en la memoria de todos, especialmente de mi querida amiga Chin Chin. 

Vivimos una auténtica experiencia de convivencia en comunidad, ya que cocinábamos juntos en un simple camping gas, nos duchábamos con una manguera en el patio y para hacer nuestras necesidades fisiológicas, nos íbamos a esconder por ahí en la naturaleza. Dormíamos con esterillas y sacos de dormir, sobre las tablas que recientemente habíamos sustituido en el antiguo pajar. 

Mi agradecimiento es inmenso, especialmente a aquellos que creyeron en esta locura desde los inicios.

 

Nuestro pequeño pajar.

En 2008, Dani compró la ruina de Casa Cuadrau. La primera cosa que hizo fue rehabilitar un pequeño pajar, para poder vivir en el. Era rústico, muy rústico pero muy acogedor. En este pequeño pajar compartimos vida, meditaciones, práctica, comidas, historias y muchas noches de ronquidos. 

Recuerdo que en los días fríos, cuando no podríamos salir a practicar yoga por la lluvia, hacíamos unos saludos al sol, postura sobre la cabeza y sobre los hombros. Practicábamos todos juntos en el pequeño espacio destinado al “comedor”. 

Ay, la vida de nuestro pequeño pajar se terminó al final del 2014 ☹️, cuando comenzamos la seguda fase de rehabilitación de la casa. Y aunque sabíamos que iba ser un gran y merecido cambio en la renovación de ese espacio, fue triste ver como en un día o dos se quitó el techo para continuar con las obras. Lo que era el pajar es ahora nuestro actual apartamentito, donde Dani, Uma y yo vivimos. 

 

Secretos detrás de la Sala de Yoga.

La sala de yoga (shala) es nuestro tesoro, nuestro lugar más preciado y sagrado en la casa. 

Ha tomado mucho esfuerzo hacerla y es difícil resumirlo en unas cuantas líneas. 

Tuvimos que quitar parte del tejado que se había hecho en la fase 1 de construcción, para poder hacer la ampliación. Y tenéis que recordar que esto lo hicimos en el invierno de 2014-2015, con lo cual estábamos ya algo cansadetes después de la temporada de retiros. Pero era el único momento en que la casa estaba cerrada al público. Por fortuna ese invierno no fue tan duro como otros. 

Recordamos muy bien como estuvimos algunas noches durmiendo en el ático (Dani y Katya), con la mitad de la casa sin techo ❄️... Pasábamos mucho frío. 

Detalles curiosos de la bio-construcción  de la shala:

El forjado del suelo de la sala de yoga lo construimos con un entramado de bambú y mortero de cal, para evitar armaduras de hierro que pueden hacer de antena. Así evitamos radiaciones electromagnéticas. 

Las vigas de madera para el tejado, tuvimos que descargarlas en el cruce de Vio con la carretera hacia Buerba, porque el trailer no cabía por la carreterita que llega a Vio. Tuvimos que hacer coincidir con otro camión que traía material, así traspasamos todas las vigas del trailer grande al camión pequeño... teniendo que  hacer muchos viajes.

La viga cumbrera es de 11 metros de largo, y tuvimos que hacer malabarismos para conseguir traerla hasta la Casa. 

Las paredes están aisladas con 22 cm de piedra, 8 cm de placas de corcho - 24 cm de termo arcilla - y 4 cm de mortero de barro con paja.

El techo es una cubierta ventilada con 22 cm de aislante de algodón reciclado, cámara de ventilación, y  acabado tradicional de de losa calcárea tomada con barro.  

Con las fotos os haréis una idea del trajín que supuso terminarla. 

Recordamos, ahora con gracia, cómo estábamos limpiando la shala y sacando andamios justo el día en que iniciaba el retiro de Semana Santa del 2015. 😅😅 ¡Uff, vaya lió!

¡Millones de gracias a todos los que lo hicieron posible!

 

Dormitorios compartidos y el por qué.

Los dormitorios de Casa Cuadrau son muy cómodos y amplios (como muchos de ustedes ya lo comprobaron). Algunas personas no les gusta mucho la idea de compartir habitación, pero la idea original era crear una muy sencilla casa como un refugio de montaña. En nuestras experiencias pasadas en retiros/ cursos de yoga y meditación nos ha gustado mucho la idea de compartir los dormitorios con los otros participantes que no conocemos, como una forma de practicar respeto y tolerancia entre todos. 

Como muchos ya saben, amamos el silencio y creemos que una clave importante para crear armonía esta en el “silencio alegre” que practicamos durante nuestros retiros. Esto nos ayuda a ser más conscientes de nuestras acciones y conscientes de los otros. 

*Los dormitories están hechos de madera con aislamiento de lana de oveja. El piso y las paredes fueron hechas por nuestro amigo Luis con mucho cariño y dedicación. 

También tenemos habitaciones dobles/ individuales para aquellos quieren más intimidad o para los que roncan muy fuerte 😴

Proyecto de Rescate

 

El Centro de Yoga, Arte y Naturaleza “Casa Cuadrau” de Vió, es un proyecto en construcción que nace con el propósito de recuperar una casa abandonada, para convertirla en un espacio ecológico de desarrollo local y sostenible al servicio de la salud, bienestar físico y espiritual, las artes y el conocimiento del medio natural.

El Valle de Vió, es uno de los más agrestes y recónditos de todo el Pirineo Aragonés. Serios y profundos cambios ha sufrido este valle, como otras zonas pirenaicas en los últimos cincuenta años.

Desde Casa Cuadrau, somos conscientes del esfuerzo de los habitantes y entidades locales que han sobrevivido a la dramática despoblación de este valle. Dentro de esta línea, nace el proyecto de rescate. Casa Cuadrau es una de las construcciones más antiguas del pueblo y resulta un perfecto ejemplo de integración en el paisaje.

Rehabilitación de una casa rural

La rehabilitación de Casa Cuadrau se proyecta dentro del más escrupuloso respeto a la arquitectura y materiales tradicionales de la zona así como a criterios de sostenibilidad ecológica. A la recuperación del patrimonio arquitectónico se une la iniciativa de establecer una actividad sostenible y permanente en Vió basada en:

  • La recuperación de actividades tradicionales (horticultura biológica, jardín de plantas aromáticas, horno de pan, etc)
  • La práctica de Yoga, Meditación, Senderismo y otras prácticas que ayuden a vivir en armonía con la naturaleza
  • Promoción de actividades artísticas y artesanales
  • Organización de programas de ecología y reforestación

Las obras

En cuanto a la rehabilitación del edificio, se ha optado por dividir la ejecución del proyecto en dos fases.

Punto de partida

La casa se adquirió en estado de ruina en 2007.

Fase 1

Reconstrucción y acondicionamiento del ala sur que alberga el comedor, la cocina, el hogar, los dormitorios, los servicios del centro y una pequeña sala usos múltiples (yoga, meditación, talleres).

Fase 2

Rehabilitación en el ala norte, alberga la sala de trabajo para danza, teatro, yoga y otras actividades afines, así como una pequeña biblioteca y la recepción del centro.

¡Gracias a todos los que nos han ayudado y siguen ayudando!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies