Baño de Bosque o Shinrin-yoku

Baño de Bosque o Shinrin-yoku

En los 80’s surgió el termino shinrin-yoku en Japón, para dar una alternativa ecológica después de un agotamiento del auge tecnológico y para acercar nuevamente a la gente con la naturaleza. Este término se puede traducir como Baño de Bosque. 

En los 90’s se comenzaron a investigar científicamente los beneficios fisiológicos de esta práctica. Por nombrar algunos como:

  • reducir la presión arterial
  • disminuir los niveles de cortisol
  • mejorar la concentración y la memoria
  • también se descubrió que una sustancia química liberada por árboles y plantas, llamada fitoncida, estimula el sistema inmunológico
  • y que los beneficios son evidentes incluso varias horas después de la exposición a los árboles, al cielo, al canto de los pájaros….

 

Nosotros creemos que los beneficios no son sólo evidentes unas horas después, sino días y meses. En nuestros retiros es una de las prácticas fundamentales y lo llamamos Senderismo Meditativo. Aquí te dejamos unas instrucciones para que lo practiques. 

Todo el que ha venido a uno de nuestros retiros a experimentado el caminar descalzo y lentamente sobre la hierba, cultivando atención plena en las sensaciones que surgen en el cuerpo con cada paso que damos. También conectamos con los otros sentidos, disfrutando del olor a la tierra, del olor de la naturaleza, escuchando su canto. Sentimos con cada poro de nuestro cuerpo esa experiencia que nos regala el estar sumergidos por unos días entre los bosques y las cumbres de las montañas que nos rodean. 

Hay gente que nos escribe explicándonos como unos días de retiro en Casa Cuadrau les ha ayudado a generar transformaciones en sus hábitos, en su vida. Nos cuentan incluso que tienen muy arraigados en su memoria esas imágenes y sensaciones de la naturaleza en su sus meditaciones. Y es que es un gran deleite para cualquiera volver a la naturaleza, a sus orígenes, a su esencia. Disfrutar el movernos descalzos lentamente sobre la tierra, a descansar a un lado del río después de un baño vigorizante, a caminar en silencio, contemplar el baile de una mariposa o el de las nubes en el cielo. No hace falta haber leído todas esas investigaciones científicas sobre el shinrin-yoku (baño de bosque), para recibir la vitalidad que nos ofrece la naturaleza.  

Por eso, la experiencia de un retiro de yoga, meditación y senderismo es un gran regalo de volver a conectar con la madre naturaleza, consigo mismo y con aquello realmente importante en la vida.

¿Cuantas veces nos perdemos los simples regalos que surgen de la experiencia del momento presente por vivir de un modo autómata, rumiando en el pasado o preocupándonos por un futuro?

Baño de Bosque Casa Cuadrau Retiro de Yoga y Senderismo Pirineos


Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Al continuar navegando aceptas su uso. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies